Día a día vemos espejos y espejos en cada lugar de la casa o lugar que visitemos, y nunca nos hemos preguntado si realmente todos los espejos son iguales o algunos tienen algo en especial.  Hoy te contamos de algunos espejos que estamos seguros, ni te imaginabas que existían.

10- Espejo carcelario.

En Cape Town, Sudáfrica, el tráfico es imposible y muy poco seguro, por lo que se intenta evitar, como sea, que la gente conduzca bajo el influjo del alcohol. Es por ello que Rikkis, una empresa de taxis local creó este espejo mediante el que todo el que fuera al baño en restaurantes y bares locales podía verse a sí mismo en una rueda de reconocimiento, gracias a unos pósters puestos detrás del espejo en sí. Curiosamente, esta resultó ser no sólo una gran estrategia de marketing, sino que frenó los accidentes provocados por borrachos. Curioso, cuando poco.

9- Espejo que compara tu altura.

¿Cuánto mides? No, no respondas en números, espérate a saberlo en personas. ¿Mides un Hulk Hogan? ¿O un Kylie Minogue? ¿Un Brad Pitt? ¿Un Ben Stiller? Prepárate a comparar tu altura con la de otros famosos… y a sorprenderte de lo bajos o altos que son estas estrellas. Este espejo lista a 120 celebridades por unos cien euros. Aunque puede que no lo quieras para tu casa (todas las mañanas vas a medir lo mismo, al fin y al cabo), parece ideal como curiosidad en una tienda o un centro comercial. ¡Modernízate!

8- Gorizia.

¿Te gusta el arte abstracto? ¿Quieres un espejo que no valga para absolutamente nada? ¡Pues aquí tienes el espejo Gorizia, que, mediante un sistema de pequeños espejos inclinados de diferentes maneras, conseguirá, según su propia web, crear un efecto “wow” en el tipo que se mire en él! Y la cosa parece que irá más entre el “wow” y el mareo profundo. Por más de 400 euros uno puede hacerse con esta pieza de orfebrería tan curiosa como absurda.

 

 

7- Espejo interactivo.

¿Les gusta el iPad? ¿Lo pasan bien con las pantallas táctiles? Pues esta es su versión definitiva: Un espejo que interactúa con ustedes, deja pintar, leer, escribir y tantas cosas como se puedan. Una tableta a tamaño real con la simple apariencia (por eso de si vienen visitas) de un espejo normal. Aunque aún no está a la venta, se espera que dentro de relativamente poco pueda hacerlo.

6- Espejo pirata.

“Quince hombres sobre el cofre del muerto, ¡yo-ho-ho, y la botella de ron!”. ¿Quieres cantar esta canción en condiciones y convertirte en un Jack Sparrow de medio pelo? Pues entonces no puedes dejar de comprarte este espejo pirata. No, no es que te convierta en uno o que salgas con un CD grabado bajo la mano, sino que este espejo te añadirá un parche y un loro para que puedas soñar con zarpar los siete mares. ¡Wow! ¡Simplemente genial!

5- Espejo Polaroid.

Colin O’Dowd es un diseñador conceptual creador de productos que pueden parecer extraños a la vista (y poco útiles, para qué negarlo) y algo genial, único, diferente. Algo que todos quieren en su habitación: Un espejo Polaroid. Efectivamente: Simulando una fotografía automática Polaroid, Colin ha realizado un espejo tan inútil como genial. ¿Quién no quiere uno de estos? Es imposible resistirse a sus influjos.

4- Espejo pantalla táctil.

¿Hartos de que los espejos sólo sean espejos? ¿De qué tu experiencia de baño sólo sea una experiencia de baño? ¡No te preocupes! Con el espejo Stocco Maire, tu experiencia será totalmente diferente. Este espejo tiene, en su parte inferior derecha, una radio, fecha y un barómetro (¡qué útil!), la posibilidad de encender las lámparas desde allí y, ojo, un reproductor de MP3 para relajarte con un baño lleno de burbujas. Disponible desde 90 centímetros hasta dos metros, este espejo es la solución para todo aficionado a la tecnología que se precie.

3- Espejo Tetris.

El diseñador de producto Soner Ozenc, ha creado un diseño espectacular: Trece pequeños espejos que pueden unirse entre sí en un rectángulo perfecto o como paneles rotos y diferenciados, como piezas de Tetris cayendo. Quizá no sea lo mejor para vernos la cara por la mañana, pero desde luego, a original no le gana nadie

2- Espejo tabla de planchar.

¡Bueno, ya has planchado tu ropa! Quizá sea la hora de ponérsela para salir a la calle.¿Que cómo te queda? Pues es tan sencillo como levantar la tabla y mirarte en el espejo que trae incorporada. Aïssa Logerot, diseñadora, ha creado una interesante tabla de planchar que puede ser usada también como espejo al cambiarlo de lado. ¡Así da gusto coger la plancha!

1-Espejos Portal.

Hace falta tener maña, pero Corttana y su marido la tuvieron para hacer dos espejos que emulan y homenajean a uno de los mejores videojuegos de la década: Portal. Con un portal de entrada y otro de salida, es imposible que los fans del ocio electrónico no se queden prendados de ellos. ¿Qué les falta? Poner uno enfrente del otro. Oh, eso sería brutalmente delicioso.