¿Sabes quién inventó el espejo?

Seguramente nunca te has preguntado acerca de quién invento ese cristal que usas TODOS LOS DÍAS Y A CADA INSTANTE, En la casa, oficina, automóvil, baños de centros comerciales, la boutique, etc. Ese cristal mágico que te permite sentirte seguro de que cumples con una imagen apropiada para cada actividad que realizas.

El espejo se originó hace aproximadamente 200 años en Alemania. En 1835, el químico alemán Justus von Liebig desarrolló un proceso en el que aplicaba una delgada capa de plata a un lado de un panel de vidrio. Esta técnica fue adaptada y mejorada, permitiendo la producción masiva de espejos de cristal alrededor del mundo.

Si bien el espejo moderno se originó en el siglo XIX, superficies que emitían reflejos han existido desde mucho antes. Se cree que los habitantes de Anatolia, actualmente Turquía, crearon los primeros espejos a partir de obsidiana pulida hace 8,000 años.

La fabricación de espejos fue una actividad floreciente entre los etruscos y los romanos, que pulimentaban todos los metales que extraían de las minas o importaban de otras regiones. El color neutro de la plata hizo de ésta el espejo metálico predilecto, ya que reflejaba el maquillaje facial con sus auténticas tonalidades. 

Asimismo, los espejos fabricados a partir de cobre pulido aparecieron más tarde en Mesopotamia y Egipto, entre los años 4,000 a.C y 3,000 a.C. Un milenio después, los pobladores de América Central y del Sur comenzaron a hacer espejos a partir de piedra pulida. En China y e India, se fabricaban a partir de bronce.

Sin embargo, alrededor del año 100 a.C. los espejos de oro causaron furor. Incluso los sirvientes de mayor categoría en las mansiones de alcurnia pedían espejos de oro personales. Según datos históricos a muchos de ellos se le entregaba un espejo a cuenta de su salario. ¡¡¡¡Aunque NO LO CREAS!!!!

El vidrio había sido convertido, por moldeo y soplado, en botellas, copas y joyas desde los comienzos de la era cristiana, pero los primeros espejos de cristal aparecieron en Venecia en el siglo XIV, obra de los sopladores de vidrio de esa república.

En el primer siglo de nuestra era, el autor romano Plinio el Viejo alude al primer uso registrado de espejos de vidrio en su enciclopedia de Historia Natural.

Aunque diferentes culturas crearon independientemente espejos en distintos momentos de la historia, el verdadero inventor del espejo es la naturaleza misma.